Tres razones para votar NO

Este es un meme de Profeballa, que pide a toda la comunidad bloguera de Venezuela dar tres razones lógicas de por qué se debería votar NO el próximo 2 de diciembre.

1.- Voto NO porque en ningún lado me explica que, si se declara a Venezuela estado socialista, el que no comparta esa ideología podrtía ejercer su vida política, económica o civil de acuerdo a su propio credo.

2.- Voto NO porque, aunque no comparto la gestión del alcalde de Caracas, al menos quiero tener la posibilidad de poder elegir a alguna persona que yo considere que tenga méritos para ocupar el puesto, en vez de que sea elegida por el Presidente. Y se aplica a él y a cualquier otro dirigente, llámese alcalde o gobernador.

3.- Voto NO porque en un estado de excepción se debe garantizar al menos el derecho de comunciación por alguien distinto al gobierno, que, sea éste o de la mal llamada “cuarta”, siempre sólo mostrará lo que le conviene.

Y añado una razón para simplemente ir a votar (NO), con unas palabras de Rafael Osío Cabrices que pueden leer en su propio blog: hay que defender la democracia con democracia. No hacemos nada quedándonos en la casa.

Vean otras razones aquí:

1.- Kareta en ¡Explíkme!

2.-Profeballa en Venezuela y su Historia

3.- Tupi Guevara en Venezuelan Compass


Le paso ahora el meme a Jorge, a Zhandra y a Mariposa, si a bien tienen.

Publica tu respuesta lo más pronto posible entre el 18 y el 26 de noviembre. Asegúrate de colocar la etiqueta Por-que-no-reforma. (También puedes agregar etiquetas para To2blogs o Blogalaxia.) El lunes 26 de noviembre elige las 3 mejores respuestas a ¿Por qué votar NO? 1-2-3. Enlázalas desde tu blog o página web; copia las mejores respuestas en mensajes de correo electrónico que enviarás a todos tus contactos; promociona las URLs de tus seleccionados vía Twitter, Jaiku, Facebook y Pownce; envía las mejores razones que hayas encontrado a tus contactos telefónicos vía SMS. Si NO votas, estás ayudando a que gane el Sí.

http://www.technorati.com/tag/por-que-no-reforma

http://www.to2blogs.com/tag/por-que-no-reforma

Voten, por Dios, VOTEN

El tema de la reforma ha sacado algo que por lo visto no terminamos de aprender: la oposición está dividida y hay algunos que no quieren terminar de aprender que así nunca vamos a salir de este desastre. Doctor Hermán Escarrá, esto es con usted. Yo le admiro profundamente, le tengo un gran respeto, pero creo que con un Escarrá radical tenemos. Me permito ser tan atrevido como para predecir lo que pasará si en efecto se logra la Marcha Para No Volver que usted y el Comando Nacional de la Resistencia están organizando. Tendrán una acogida inicial, sí, pues de radicales estamos llenos, pero esta es la misma gente que cuando estaba el paro petrolero en 2002, pagaban hasta 70.000 bolívares por un bidón de gasolina, cuando no hacían tres horas de cola para llenar el tanque, y después corrieron en lo que el Sambil abrió. De modo que a la mañana siguiente se pararán, se bañarán y volverán (quizá). ¿Y sabe qué? El domingo 2 de diciembre, igualiiiito va a haber referéndum. Suponiendo, claro, que los miles de recursos en contra de dicho referéndum no pasen.

Creo que ya deberíamos haber aprendido que con abstención no se gana nada. En todo caso, mostraremos que hay un gran desinterés por votar, y eso es todo. ¿Qué creen, que si hay un 70% de abstención Chávez va a decir “Coño… qué va… mejor renuncio…”? ¿O que la OEA o afines van a venir a suspenderlo tal vez? No, señores. Seguirá mandando igualiiiito.

Si no nos hubiéramos abstenido, es muy probable que Enrique Mendoza siguiera siendo gobernador de Miranda. Si hubiéramos votado, Carlos Ocariz muy probablemente fuera alcalde del Municipio Sucre. Y coño, si no hubiéramos cometido la torpeza de 2005, tendríamos al menos unos 25 diputados de partidos tradicionalmente de oposición allá en la Asamblea. Súmenle a los de Podemos, que aún no entiendo qué mosca les picó pero pienso que “a caballo regalado…”, y este bodrio que se hace llamar reforma, o no habría pasado así tan fácil, o al menos estaríamos yendo a votar por ella con 33 preguntas distintas. ¿Todavía se quieren abstener?

Si todavía contestaron “sí”, les doy un dato. Yo leí un cable de agencia hoy (me imagino que saldrá mañana en los periódicos) donde declararon dos representantes de encuestadoras: Luis Vicente León, de Datanálisis, y Alfredo Keller, de Keller y Asociados. León declaró que más del 50% de los que simpatizan con el chavismo NO ESTÁN DE ACUERDO CON LA REFORMA. Pero no se atreven a votar en contra de Chávez. Y Keller dice que apenas un 32% votaría “sí” con la bendita reforma. También les añado esto: también vi la información de otra encuestadora (no puedo decirles cuál, la información no salió pública) que entre los que no irían a votar y los que votarían “no”, suman más del 60% del electorado. Y estas son las tres encuestadoras que, en las elecciones del año pasado entre Manuel Rosales y Hugo Chávez, predijeron correctamente una diferencia de cerca de 20 puntos porcentuales entre los dos candidatos. ¡¿Coño, qué más quieren, por amor a Cristo?!

Yo sí quisiera que este referéndum se retrasara. Lo digo de todo corazón. Yo sí quisiera que todos los recursos que se han introducido en su contra fueran aceptados y pensáramos en la bendita reforma por allá en febrero, o en marzo, para que realmente podamos sentarnos, analizar la bendita reforma y hacernos una opinión seria y verdadera. Hay muchas cosas en la reforma que valdría la pena considerar (distintas propiedades privadas, más poder para los consejos comunales mientras no sea en detrimento de las alcaldías), otras ignoradas (la jornada laboral no necesita ser reducida por reforma, sino por decreto ley), otras más definitivamente abolidas (gobernadores elegidos por el Presidente, falta de autonomía del Banco Central, período presidencial de siete años, reelección continua e inmediata, falta de derechos a la información en estado de excepción) y otras más consideradas que no están allí (una segunda vuelta electoral). Pero como las posibilidades de que eso ocurra son pocas, entonces, como dice Rafael Osío Cabrices en su blog, ya olvidémonos de la desconfianza (muy justificada, quizá) que le podamos tener al CNE, a rumores de Noticiero Digital y al síndrome del abstencionismo. Si nosotros tenemos seis personas y ellos tres, somos mayoría, pero de nosotros sólo vota una y de ellos votan los tres, ¿quién creen ustedes ganaría?

Un compañero dijo: “Yo no pretendo que se sigan burlando de mí así; yo no voy a votar.” Me recordó un chiste que escuché una vez: por dársela de macho, el hombre dice: “¡No señor! ¡Mi mujer no va a trabajar! ¡Yo trabajaré, yo me esforzaré, yo proveeré a esta familia yo solo sin ayuda!”, a lo que la mujer, con sonrisa en su cara, simplemente asiente. ¿De quién se están burlando aquí? Yo por mi parte, que al menos hagan el esfuerzo de robarme el voto, si en efecto lo van a hacer. Éste que está aquí, va a votar. Y tú también deberías.