Citas para reflexionar

Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas.

-Bertrand Russell


Procuro ser siempre muy puntual, pues he observado que los defectos de una persona se reflejan muy vivamente en la memoria de quien la espera.

-Nicholas Boileau

¿Qué tanto cuidas el ambiente? No, en serio


Todos lo hemos oído, leído, visto, quizá hasta sentido. ¿Pero en qué momento hicimos algo al respecto?

Más allá de cuánto nos asustó Al Gore con su Verdad Incómoda, más allá de cuánto vemos los documentales en Discovery, NatGeo y Animal Planet, es evidente que hay algo malo en el país.

Pero esto a tantos ciudadanos venezolanos les resbala de una manera… Es por eso que yo me pregunto:

¿Por qué es que cuando hay un puente las playas de La Guaira están hechas un seneque? ¿Te vas a incendiar los pies si caminas tres metros hasta el pipote? ¿O es que la bolsa de hielo no sirve para la basura?

¿Por qué las camionetas por puesto echan humo como si fuera una locomotora del año del ñao? ¿Todos los miles de pasajeros no pagan suficiente pasaje como mandar a arreglar el bendito motor?

¿Por qué al caminar por cualquier acera en algunas de las partes más transitadas de la ciudad (Chacao, Av. Baralt, Chacaíto, Los Ruices) hay tanto papel en el piso? ¿Es que no es claro que esos botes que dicen “BASURA” son para… ejem… BASURA?

¿Por qué tanta gente juega a “meter la lata/botella” en la alcantarilla desde el carro? ¿Qué le va a pasar al carro si te esperas a llegar a donde vayas a llegar para botarla?

¿Por qué cuesta tanto botar la basura que queda en la bandeja de una feria? Está bien, están los chamos de mantenimiento, ¿pero tú eres mocho acaso?

¿Por qué es tan difícil apagar un televisor, equipo de sonido, la misma LUZ en lo que sales de un cuarto?

¿Por qué aún hay conserjes que en vez de barrer la acera, le echan un manguerazo? ¿Aún cuando hay días de escasez de agua?

¿Por qué en El Pinar, Parque del Este y Caricuao, aunque en todos lados hay así BIEN grandote un cartel que dice “NO ALIMENTE A LOS ANIMALES”, la gente… adivinaron… alimenta a los animales?

¿Por qué todavía veo en el Ávila la ocasional botella o bolsa de chucherías mal puesta?

¿Por qué no hay cultura de reciclaje en Venezuela?

Es cierto, los polos se están derritiendo y los osos polares se pueden morir; es cierto, hay cada vez menos selva y por consiguiente menos oxígeno; es cierto, hay cada vez menos suelos fértiles.

Pero todas estas cosas por las que pregunto son más cercanas a nosotros, son pequeñas cositas que todos los caraqueños –y venezolanos– pueden evitar. Evotarlas sería nuestra pequeña contribución a ayudar proteger el ambiente, cuidárselo a nuestros hijos y nietos. A lo que va mi última pregunta:

¿Por qué no terminamos de asumir que la única forma de vivir en un mejor mundo es si nosotros lo hacemos mejor, no si esperamos que los demás lo hagan?

¿Qué es eso? (II)

¿Qué es esta nueva sensación que nos embarga a Jorge y a mí?

¿Qué es esa relajación en los músculos de los hombros, que ahora podemos caminar derechos y no encorvados?

Porque defendimos la tesis, papá. 🙂

Síp, es oficial: los dos mayores alumnos de la promoción 41ª promoción de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas están ahora en la dulce espera de que se les entregue su respectivo título con el hermoso escrito: “LICENCIADOS EN COMUNICACIÓN SOCIAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA”.

Estamos, obviamente, muy orgullosos de lo que logramos. La defensa corrió sin ningún contratiempo, y en vez de un terrible tomaydame de preguntas que hubieran puesto a llorar a éste que está aquí, se convirtió en una agradable tertulia de colegas sobre el papel de los blogs en el ámbito periodístico de este país. descubrimos que aún hay mucha tela que cortar y mucho trabajo que hacer, que espero que todos nos apoyen en nuestro plan de publicar la tesis como un libro que compren y contribuyan a que nos independicemos de nuestras familias…

Fue un último año académico muy hermoso, lleno de muy emocionantes experiencias y que conocí una gente muy interesante. Y el tiempo que tengo metido en la blogósfera me ha ayudado a encontrar un universo donde puedo ser yo mismo, y hasta me he encontrado gente que cree que tengo algo interesante que decir.

Y ahora que estoy finalmente ejerciendo como periodista, me doy cuenta de toda la responsabilidad que me toca por cumplir, todo el trabajo que aún tengo que hacer. Ese día de marzo, cuando llamen mi nombre para recibir mi diploma, créanme, se enterarán, porque el río de lágrimas de emoción llegará hasta el Zulia y más allá.

Y al pana mío le repito lo que dijimos antes:

¡¡¡MARICO LO LOGRAMOS!!!

Alea iacta est

Esa frase la dijo Julio César cuando cruzó el río Rubicón, desafiando al senado romano. “La suerte está echada.”

Un año de trabajo, cinco años de estudios, una vida de esperanzas, se deciden mañana en veinte minutos.

Mañana, mi pana Jorge y yo defendemos nuestra tesis, Papel de los Blogs en el Periodismo Venezolano.

Somos optimistas, cómo no; nos sabemos nuestro material, somos responsables, sabemos hacer exposiciones, nuestro tutor nos ha dado el visto bueno en más de una oportunidad, el jurado nos agrada (tanto como personas como profesionales) y no hemos tenido inconveniente.

Pero cuando tienes algo tan grande en tu vida, algo tan importante, no puedes evitar sentirte nervioso. Yo estoy seguro que esta noche ninguno de los dos dormirá las ocho horas completas, si es que dormimos. Mañana no podré ni comer. Mucho, mucho nervio…

A todos los que han estado pendiente e nuestro trabajo, muchas gracias. Ya en nuestros respectivos espacios les echaremos el cuento de cómo nos fue. Pendientes todos, y mañana será otro día.