Hay días en que hay que quedarse en la cama…

Una de las más extrañas paradojas en nuestra vida es esta: a todos nos gusta en mayor o medida el dinero, y en la misma proporción nos disgustan los bancos. Bueno, eso quizá es un eufemismo: hay quienes hacen lo imposible por no ir al banco, tanto que casi dejan que un cheque expire antesSigue leyendo “Hay días en que hay que quedarse en la cama…”