La vida puede ser una comedia

Portada de Bien, Gracias, ¿Y Usted?, de Quino (1976)

Como buen fan del «stand-up» que soy, me llamó mucho la atención la carrera de Chris «Crazy Legs» Fonseca, un comediante chicano que nació con parálisis cerebral. Durante mucho tiempo, así empezaba su rutina: «Hola, soy latino y discapacitado. Saben lo que quiere decir eso: si me hacen enojar, saco un cuchillo y los dos nos lastimamos». Y más adelante: «Me mandaron a pasar las vacaciones con mis padres. Dios, cómo odio los cementerios…»

Cuando hablo de Fonseca, muchas veces tengo reacciones encontradas. Lo admito, no es fácil verlo en escena, y a veces es menos fácil entenderle. Y hay algo aún más extraño sobre el hecho que pareciera burlarse de sí mismo. Pero las reacciones que tiene del público son realmente únicas. Sin mencionar que, al menos a mi parecer, es graciosísimo. Miren cómo empieza su biografía: «¿Qué hacen ustedes con la adversidad? Yo me río de ella».

¡SIGAN LEYENDO!