El que no habla es como el que no respira

El pensamiento que he usado para describir este blog tal vez no sea lo más apropiado para el espacio en el que se encuentran y que empieza a cobrar vida hoy por un par de razones, y sin embargo lo es por una.

En primer lugar, el filósofo Gottfried Wilhelm Leibniz, de quien la tomo, era un racionalista, la misma escuela de René “Pienso-Luego-Existo” Descartes. Nuestra condición de seres racionales, en particular nosotros los periodistas, está seriamente comprometida. Yo, en particular me considero un ser en extremo emocional; soy absolutamente hijo de mi madre, más corazón que cabeza. ¿Dónde puede caber la racionalidad en el blog de un periodista con esas características donde además pretende opinar sobre todo lo que observa?

Lea más