Unidos por la amistad


Consideren lo malo que puede llegar a ser Internet. Tiempo perdido. Pornografía infantil. Asesinos o violadores. Hombres fingiendo ser mujeres. Pero ciertamente, la posibilidad de hacer amigos en la red lo compensa todo, o casi todo.

En los cuatro años que he estado metido en esto de la Web 2.0, en particular desde que estoy en Twitter, he hecho amistades con personas a las que sólo he visto en foto, o sólo he escuchado la voz. No sé si es gente con la que cuento en las buenas y las malas (aunque creo que sí), pero ciertamente ha sido gente que me ha escuchado en mis momentos más bajos. Eso va en especial para quien me mandó este regalo: la “maracucha de oro” Kikyta. Vaya este detallito a ella y alas otras personas que considero amistades mías, tanto por la red, como en la vida misma, donde incluyo a mis queridísimos compadres y a un enano que, aunque mucho me desesperara, sí que es amigo.

Jorge Torres

La Mae Nairoby

David Ludovic

My Musical Partner

Hay muchos más, y seguro más de uno me reclamará que no está en la lista, pero a ver, ¿igual no saben que el cariño es el mismo?