Nada de día de la amistad

Bueno… llegó un día temido por algunos, ansiado por otros, indiferente para otros más. Sip… es el día de los enamorados. O día de San Valentín, como debería llamársele correctamente. Todos estarán pendientes de un detallito para l@s novi@s o prospectos de, buscar alguien con quien pasarlo, o deprimirse porque no tienes a nadie ySigue leyendo “Nada de día de la amistad”

Recordando a un gran venezolano: 1965-2005

Una de las ventajas de tener una mejor amiga que trabaja en un medio televisivo es que puedes conocer a personalidades de la farándula con relativa facilidad. Así conocí a la actriz Caridad Canelón, a Nelson Bustamante… Recuerdo que en una fiesta que acompañé a Yhennifer hace queizá dos años conocí al ex-medallista olímpico RafaelSigue leyendo “Recordando a un gran venezolano: 1965-2005”

Después de la tormenta, ¿realmente viene la calma?

Bueno… la tormenta pasó. Se anunció con la fuerza de un tifón, pero llegó con la dura sutileza de una lluvia de verano, aumentando el caudal de los ríos hasta desbordarlo. Al final, fue como las amputaciones de la era pre-anestésica: rápido y con un mínimo de dolor. Es cuando empiezas a ver toda laSigue leyendo “Después de la tormenta, ¿realmente viene la calma?”

La agridulce incertidumbre del futuro

Futuro. La palabra tiene tanto que involucra. ¿Y se acuerdan cuando representaba todo lo bueno que venía? Cuando yo era chamo, yo juraba que cuando llegara al 2000 iba al trabajo en mi carro volador. No creía tener un robot, pero sí una casa automatizada en al menos un 50%. Ya vemos todo lo queSigue leyendo “La agridulce incertidumbre del futuro”