Día internacional de los bloggers

Si leyeron mi post anterior, saben que hoy por segundo año consecutivo es el Día Internacional de los Blogueros. Felicidades a todos nosotros que nos hemos dedicado a mantener este medio lo innovador y libre que es.

Bueno pero he aquí lo divertido del asunto. Después que puse el post fue que leí la notica en sí. Ups.

En fin, el caso es que se supone que hoy todos los blogueros debemos recomendar al menos cinco blogs distintos que sean preferiblemente distintos a mi cultura, forma de pensar y posición en lo que sea. Yo soy sincero, yo tengo tiempo que no reviso los blogs de gente que no sean mis panas, así que me lancé una navegada por la blogósfera para ver qué podía recomendar. Y bueno, ahí encontré algunas cosillas.

Hands Off Venezuela. No podría estar en una línea más distinta a la mía, así que lamentablemente califica perfecto. Lo incluyo porque no quiero que se siga pensando que Chávez no tiene apoyo internacional, fuera de los locos en Asia. También considero que uno debe saber qué piensan incluso con los que estás en desacuerdo. Procedan bajo su propio riesgo. En inglés.

Mere Islam (en inglés) y La Guerra Eterna (en español). El primero incluye reflexiones sobre el Islam, y el segundo expone muchos puntos de vista sobre la situación en el Medio Oriente. El Islam es una religión que me parece fascinante, y es a veces doloroso que se asuma que todos los musulmanes son terroristas. Recordemos que las Cruzadas sucedieron por fanáticos cristianos. Y bueno, la situación del Medio Oriente es algo tan complejo, tan deprimente, que cualquier información que aparezca sobre ellos es bienvenida para mí.

Internet Política. No saben cuánto quisiera que la política no fuera un tema de importancia. ¿Pero cómo hacemos? A pesar de lo ladrón, deshonesto y maquiavélico que pueden ser muchos, lamentablemente son los políticos los únicos que saben cómo manejar un país. Qué les puedo decir…

Bocaditos. Me encantan los blogs literarios, pero nunca falta uno que realmente maree. Chequea éste a ver qué opinas. Uno que otro post está muy bueno, pero el estilo de escritura me hace doler la mirada.

Pues helos ahí. Los invito a hacer lo mismo, chicos. Ahí nos vemos!

El desahogo

Lo que ustedes van a ver es la nueva forma de desahogo bajo increíble frustración, rabia o tristeza. Funciona igual que bien que en vivo, y usted no sufrirá ningún daño.

Procedo.

¡¡¡¡GrrrrrrrrrrrrrrrAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARRRRRRRRRRRGH!!!!

(golpes contra la pared)

¡¡¡¡¡¡¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARRRRRRRRRRGGGGGGH!!!!!!

(papeles son rotos, pedazos lanzados al espacio)

¡¡¡¡¡¡¡GRRRRRRRRRRRRRRRRAAAAAAAAAAAUUUUUUUUUURRRRRRRRRRGGGGH!!!!

(un vaso es lanzado a la pared, se hace mil añicos… DIOS qué bien se siente…)

¡¡¡¡¡¡¡¡¡RRRRRRRRRRRRAAAAAAAAAAAAAOOOOOOOOOORRRRRRRRG!!!!

(un puñetazo a la pared… el dolor hace que suba la rabia, y se procede a hacer algo sumamente estúpido…)

¡¡¡¡¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAARRRRRRRR–

¡CRACK!

(se acaba de correr contra la pared… cabeza primero.)

Snif…

(al recuperar la conciencia, asegurarse que no se partió el cráneo, la tristeza supera la rabia…)

(Y la calma.)

Le aconsejo siga usted este sencillo método (¿sí se entendió que debía ser todo por escrito, verdad?) antes de pararse y hacerlo de verdad. Evitará un infarto o una mano o cabeza rota. Y al final le aseguro que se sentirá mejor.

Gracias por la atención dispensada, y hasta logo…

La mirada al espejo

¡No muchachos! No estaba muerto. Ciertamente tampoco de parranda. ¡Simplemente hiper ocupado!

La triste verdad que he descubierto es que cuando escribes por trabajo, no encuentras mucha inspiración para escribir por placer. Y bueno, realmente extrañaba escribir en mi blog, pero no me puedo quejar. Verán, desde marzo he estado haciendo pasantías –aunque “trabajando” creo que es un mejor verbo– en un pequeño semanario llamado El Correo del Àvila. Es pequeño, limitado a noticias de Caracas, pero me ha dado una oportunidad increìble de estar en el medio. Y no me puedo quejar, me han dado las dos últimas portadas (es decir, los reportajes prinicpales). Ha sido una experiencia super gratificante. Aparte de eso, una muy querida amiga me ofreciò escribir una columna de cine en un periódico/revista juvenil llamado Letras. Total, no me puedo quejar en ese aspecto. La vida laboral parece prometedora.

Pero bueno, heme aquí de nuevo. Pasa que esta semana ha sido una de esas semanas en la vida de todo hombre. Es aquí donde uno tiene que echar una buena y larga mirada al espejo y decirse a sí mismo que no es un muchachito, que no puede seguir haciendo las vainas que hacía cuando tenía dieciocho (o las que dejó de hacer, en mi caso). Tambièn tiene que realmente preguntarse si le gusta el camino que está tomando su vida, y si la respuesta es negativa, tiene que decir qué demonios va a hacer para cambiarlo.

Yo no me considero un tipo particularmente atractivo. Tampoco feo, ojo, pero ciertamente hay tipos que son mucho mejor parecidos que yo. Pero bueno, admito que he tenido cierto éxito con las mujeres. Y siempre me he vanagloriado que las he tratado con respeto y sinceridad. Pero… desafortunadamente me he dado cuenta también que a veces ni eso es suficiente.

Si de algo me sirvió es para darme cuenta de algo: yo no me aprecio de la manera en que debería apreciarme. Dejé de estar seguro de lo que quería. De modo que este tiempo lo dedicaré a la persona a quien le he dedicado la menor cantidad de tiempo en tiempos recientes: a mí. Usaré este tiempo para hacerme la gran pregunta, como lo mencioné antes: ¿es éste el camino que quiero que lleve mi vida? ¿Es así que voy a cumplir mis metas? En el amor, ¿qué es lo que realmente quiero?

Cuídense todos.